Skip to content

Espiando a Vila-Matas

12 junio 2009

Cuando entré al bar en el que se celebraba, el pasado miércoles, la fiesta del grupo de editores asociados en Contexto (Impedimenta, Libros del Asteroide, Nórdica, Sexto Piso, Periférica, Global Rhythm Press y Barataria), y a pesar de que el local estaba casi lleno, la primera persona que vi fue el escritor Enrique Vila-Matas. Pensé en acercarme a saludar, pero me pareció algo muy vulgar dado el personaje y preferí tomar antes una caña con A. al otro extremo de la barra, donde servían queso y salchichón. Mientras la tomaba, en lugar de hacer caso a mi acompañante, espiaba al escritor y pensaba en un acercamiento elegantemente subrepticio, un toquecito en el hombro y una presentación: “Señor Vila-Matas, le estaba espiando”. Pero en mitad del operativo, delante de mis ojos y sin que aun así me diera cuenta, resultó que el escritor había desaparecido. Es bueno, el tío.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. nomeacuerdo permalink
    1 julio 2009 0:17

    En realidad, Vila-Matas estaba allí para espiarles a A. y a usted.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: